Cuan complicada puede ser la navidad…

Las fiestas siempre son toda una cuestión, seas Christmas friendly o el Grinch, yo no puedo definirme aún…pero digamos que la navidad es genial, si hay nieve, pinos verdaderos, sweaters, bufandas, pavo…ups me equivoqué de continente! Acá hay 36 grados, mosquitos del tamaño de un Boeing 747, bebidas que en 5 minutos se vuelven un caldo, comida híper calórica para las altas temperaturas de este lado del mundo, pero vamos sigue siendo navidad!!!

Hay que brindar con los compañeros de oficina con quienes pasamos más tiempo que con nuestras propias familias, correr a buscar los regalos perfectos para la gente perfecta, lo que incluye un Pony para tu hija que específicamente señaló que debía ser rosa y no de peluche y como te sentís la peor madre del mundo si no sos capaz de conseguirlo, entras a una juguetería tras otra dónde te muestran caballitos rosas que han sido rescatados por Naciones Unidas después de la guerra del Golfo que ni remotamente es lo que ella pidió a Papá Noel en su hermosa carta. y en medio esa vorágine te cruzas con viejas historias de la juventud y queres cortarte las venas con una percha oxidada, sobre todo si llegas a un local de ropa de chicos corriendo para comprarle zapatos decentes a tus hijos porque tu papá te dijo que Crocs no califican como calzado en una perfecta cena .Después de tu sesión de terapia pre navideña con 35 grados a la sombra, tratando de bajar un cambio con Coldpay en spotify sin demasiado éxito, cargada con una batería de bolsas que no dicen exactamente Tiffany en su inscripción, lo ves y él no sólo es perfecto, es mucho mejor de lo que la memoria te permite recordar, los recuerdos empiezan brotar en tu cabeza como un volcán en erupción, pones cara de nada y tratas de pensar en que vas a cenar o en la cara de tu jefe la última vez que metiste la pata hasta el cuajo, pero no funciona por más que te esfuerces, y ahí está él …impecable conservado en formol o incluso mejor, y haces un paneo con la vista buscando desesperadamente a su esposa, pero no ocurrió, estaba comprando regalos para sus sobrinos. Comencé a escribir como desquiciada en el grupo de Whatsapp de mis amigas porque era demasiado para mi sola, necesitaba contarle a las incondicionales mi tragedia para alivianar mi sufrimiento, mi humillación de encontrarme increíblemente gorda y transpirada, impresentable en realidad, sin una gota de maquillaje, con el pelo de se me hace tarde, me ducho y salgo a la vida, me escondí tras un vestidor de trajes de baño para nenas, para pasar desapercibida y después de haberle tomado una foto, haciendo malabares para ser sutil y mostrarle al grupo cuán grave era la situación, se acerca con sus paquetes para sus sobrinos y se detiene unos instantes, me mira y con su inmaculada sonrisa, me saluda preguntando como está mi vida, que iba a decirle que corrí como enajenada bajo el sol tratando de conseguir el regalo perfecto, y había engordado tanto como pude? “Muy bien y vos?”, siempre políticamente correcto y el mismo caballero que me escoltaba a casa hace más de 10 años atrás, y por supuesto como los caballeros no se fue del local de ropa de chicos sin antes desearme una feliz navidad y saludos a mis padres…

S.O.S grupo!!! Es una catástrofe nacional, no, no es nacional es internacional o extra planetaria y es imposible desestimarla!!! Es entonces dónde unas de las excelentes bondades de esta increíble aplicación cobra vida, el mensaje de voz, y lanzo un grito desesperado…” si en verdad me quieren tanto como dicen por favor, sólo espero el tiro de gracia” vamos pongo el pecho y terminemos con esto!!! Sólo recibí carcajadas y mensajes divertidos, lo cuál es genial, las incondicionales seguían en sus puestos y eso es al menos tranquilizante. Un par de horas después, ya tranquila en el silencio de mi casa, enciendo un cigarrillo y pienso…lo peor todavía está por venir y no un día…sino mañana, en la maravillosa mesa, exquisita y fantásticamente lograda por un simposio de hienas sedientas de sangre con sus colmillos fuera, si! Mi familia!!! Que es igual a todas las familias, con más o menos condimentos, más o menos sarcásticas, más o menos áspera, pero no deja de ser igual al resto de las familias, los Ingalls eran sólo ficción gente, así funciona!! En cuánto a mí, mi navidad va a ser perfecta con la sonrisa de mis hijos cuándo vean sus regalos en el árbol, y eso es lo único que importa!!!!

Felíz navidad a todos…we wish you a merry christmas , we wish you a merry christmas and a happy new year!!!!!!

 

 

Chin chin!!!!!

 

Anuncios

La amabilidad y la compasión como motores para motivarse

A veces cuándo nos golpeamos en la vida, es porque debemos hacerlo, de los momentos de crisis se aprende más que de los momentos felices que son sólo para ser disfrutados y atesorados, de alguna manera aquel viejo proverbio oriental que dice “Lo que sucede conviene” cobra verdadero sentido si y sólo si podemos capitalizar aquello no tan bueno y tomarlo como herramienta para mejorar, transformar una debilidad en una fortaleza es algo que parece complicado, pero a veces si hay voluntad no lo es tanto.

Hace algún tiempo una amiga me dijo “el tamaño del palo que nos pegamos es proporcional a lo que debemos aprender” , al principio no lo entendí debidamente, o mejor dicho, si comprendí el concepto, pero no logré desmenuzarlo y hacer un análisis real, cuándo no corregimos lo que nos hace mal, lo que nos lastima sino que simplemente lo emparchamos y seguimos viaje porque es más fácil siempre esconder la basura debajo de la alfombra, con el tiempo vamos a volver a tropezar con el mismo error y vamos inevitablemente a caer en el mismo dolor que nunca se fue, sólo estuvo en stand by esperando volver a surgir hasta que tengamos la fuerza o la sabiduría suficiente de reconocerlo y querer enmendarlo o hasta sanarlo.

La vorágine de la vida diaria, los compromisos y responsabilidades nos pasan por encima, cuándo cometemos errores o no conseguimos los resultados que nos planteamos no son alcanzados por diferentes factores tendemos a ser extremadamente duros con nosotros mismos en incluso permitimos que las opiniones y juicios externos nos castiguen aún más, creando en nosotros una imagen negativa de nosotros mismos y eso nunca ayuda a resolver nada, ser crítico de uno no está mal, el problema es cuándo termina influyéndonos para mal y hasta nos creemos incapaces de lograr determinadas cosas de que las claramente somos capaces de resolver y nos frustramos, sufrimos, sentimos que nuestro autoestima está diez metros bajo tierra y aunque lloremos toda la noche y la mañana siguiente nos maquillemos creyendo que todo despareció con un buen corrector de orejas…la procesión va por dentro.

No sería mejor o más saludable tomar otra perspectiva? Y si probamos de otra manera? Si nos tratásemos a nosotros mismos como trataríamos a un amigo que está pasando por un mal momento, le diríamos lo mismo que nos decimos internamente? Hagamos un ejercicio simple, que cosas te decís para motivarte? Que cosas te decís cuándo no alcanzas un objetivo? Motivarse desde la autocrítica es motivarse desde el miedo a que aparezcan estos juicios negativos, tanto por parte nuestra como por parte de los demás. El miedo a la autocrítica es como la autocrítica en sí misma provocan un efecto negativo de amenaza o de stress en nuestro cerebro, disparando nuestra ansiedad que en situaciones es capaz de manifestarse de manera física si nos agarra con la guardia baja, llevándonos a vivir experiencias tan límite como una crisis de ansiedad, pánico o aún cosas peores y bastante más extremas o irreversibles.

Porque entonces no utilizar la amabilidad o la compasión como motores para motivarse, en lugar de la crítica y el castigo?

Compasión quiere decir ser amables y consolarnos cuándo sufrimos. No lo confundamos con complacencia o lástima, sino entender que muchas de las respuestas que damos en la vida son consecuencia de aprendizajes previos, de nuestras emociones, de nuestras experiencias vitales y por tanto no deberíamos castigarnos por ello sino consolarnos.

Podes decirte “ Sos débil, no tenés fuerza de voluntad” o podes amablemente decirte “No pasa nada, todos nos equivocamos, que lo que cuenta a veces es la realmente es la intención y si esa intención era buena mañana lo podes volver a intentar.

El desafío es afrontar nuestra realidad de la mejor manera posible y entender que a veces no podemos solucionarlo todo, no siempre tendremos una respuesta correcta a cada situación y no frustrarnos por ello, sino con las herramientas que tenemos tratar de mejorarlo y a veces esas herramientas ya las tenemos sólo que no nos hemos dado cuenta todavía o no sabemos como utilizarlas.

Siempre que mis amigos han venido a mí con un problema o situación compleja le digo…andá y fíjate que resulta, y si no funciona ahí voy a estar yo para ayudarte a juntar los pedacitos, que tal si esta vez lo hacemos con nosotros mismos?

 

Bienvenida al curso

Genial lo comienzo!

Curso básico de atención plena (Mindfulness)

Curso Básico de Mindfulness: “La llave hacia tu bienestar y equilibrio personal”

Este curso lo he elaborado como resultado una iniciativa que materialicé en octubre de 2013. La iniciativa consistió en un reto de Mindfulness, unificando a 65 personas de todo el mundo.

 En el reto creé un espacio virtual para que todos los participantes pudieran compartir conocimiento y experiencias con el resto. En los 7 días que duró el reto, envié un documento de trabajo con las instrucciones del día. En el curso que estás a punto de realizar, vas a disponer del mismo material más los comentarios con las dudas más frecuentes que hubo en el reto. Por temas de privacidad utilizaré nombres inventados y no vinculados a la persona.

 Características del curso

 Duración: 7 días

Precio: Libre Acceso y Gratuito

Modalidad: Online

Estructura: Audio diario, cita, foto inspiradora, ejercicios (3 o 4 preguntas para reflexionar)

Objetivo…

Ver la entrada original 54 palabras más

Estudiar una carrera universitaria de grande

Todos hemos escuchado una frase tan tremendamente trillada como “ Nunca es tarde para aprender” y en lo personal creo que ciertamente es acertada, no es tarde, lo que puede llegar a ser es complicado, uno no tiene todo el tiempo disponible como a los 18 en dónde en mi caso y por suerte no debía trabajar y mi única responsabilidad era el estudio y disfrutar plenamente de la vida universitaria en la gran ciudad ya que yo me mudé a Buenos Aires con ese fin.

Seguí el designio familiar porque si bien no me lo impusieron mis padres, la tradición a veces pesa y honestamente tampoco me disgustaba la idea de algún día hacerme cargo del negocio de la familia, el campo siempre formó parte de mi vida, mis estudios los estaban pagando la hacienda o los cereales que mi padre comercializaba, así que creí que era lo correcto y no me disgustó la experiencia, pero internamente yo sabía que eso no era lo que mi vocación decía a gritos, aunque por un tiempo decidí no escuchar.

Un día los resultados en mi carrera de licenciada en administración agropecuaria comenzaron a bajar, por supuesto esto impactó en mi casa más allá de los 300 y pico de kilómetros que me separaban de mi pueblo y tuve que sincerarme, a sabiendas de la enorme desilusión que mi decisión tendría en mi padre, dejé la gran ciudad y volví al llano, al principio fue extraño, en poco tiempo me puse a trabajar porque sentía culpa, necesidad de independencia…cuándo sentí que la herida en mi padre había cicatrizado y tenía algunos magros ahorros, junté coraje y me fui a vivir a Inglaterra, en principio en un programa de Work and Travel, a perfeccionar el idioma, en realidad a probar que podía ser independiente y rebuscármelas sola lejos de casa, reivindicarme de alguna manera. Celebro aquella elección, así como todas las demás porque me hicieron la persona que soy, hoy pensaba en otra frase cliché “Lo que sucede conviene”…y sí creo en ella, a ver tengamos en cuenta que si uno puede capitalizar lo que aprende incluso de aquellas situaciones que nos fueron difíciles, la frase aplica, si uno logra poder hacer una lectura interpretando lo que la experiencia buena o mala nos hizo crecer pudiendo enseñarnos a modificar aquello que en algún momento nos dolió o nos trajo problemas,es perfecta!

Volviendo al punto, al volver me casé, comencé a trabajar en la empresa en la actualmente trabajo, años después llegaron los mellizos. Lógicamente con el correr del tiempo mis prioridades cambiaron, mi economía también cambió, ya no tengo 18 y arrancar una nueva carrera con todo lo que esto trae aparejado no es tan simple como ir tras la verdadera vocación, implica logística familiar, organización, tiempo y por supuesto esfuerzo, es saber que cuándo salís de la oficina, hay hijos que te esperan y te necesitan, una casa que mantener en condiciones, obligaciones y responsabilidades que no pueden dejarse libradas al azar.

Pero también es cierto que la necesidad de completarme como persona estudiando lo que realmente amo es arrasadora, no me basta con despuntar el vicio escribiendo en mi blog, necesito llevarlo más allá, así que me inscribí en la universidad para estudiar periodismo. Es lo que siempre quise hacer y como les he contado he venido postergando, si hay que tener ganas de sentarse a empezar de nuevo, volver a agarrar un libro y no sólo por placer o porque hay un tema que llama tu atención, leer libros de estudio, apuntes, resaltadores, resúmenes, correr para ir a cursar…pero el desafío me seduce, quiero hacer lo mismo que hago pero con profesionalismo, quiero ser mejor, escribir mejor, analizar mejor, tener la seguridad de que es correcto lo que escribo, estar capacitada y a altura de las circunstancias. Siempre fui curiosa naturalmente, siempre quise estar dónde está la noticia, tener la primicia, de chica disfrutaba sentarme en el sillón al lado de mi viejo viendo programas de noticias, programa políticos, ver que pasaba en el mundo, leer los diarios, los diarios siempre fueron mi perdición, la realidad contada por alguien hecha papel…MAGIA!! Y sé que es eso lo que quiero, sólo que quiero ser yo quien cuente la realidad en el papel. Por eso sabiendo todo lo que implica y lo que debo sacrificar es lo que quiero, ver algún día plasmadas en papel de diario mis ideas.

Tengo mis duendes mágicos que me apoyan incondicionalmente, mi marido, mis hijos, mi hija en particular que a sus 3 años dice que quiere ser periodista como mis ídolos en la materia, sé que es porque vive viendo informativos o escuchándolos por radio. Y tengo mis padrinos “artísticos”, amigos que siendo periodistas consagrados en medios importantes apuestan a mí y se ofrecen a corregir mis artículos y darme una mano en este largo camino para convertirme en lo que soñé siempre, periodista.

Porque a veces nos cuesta tanto cambiar de trabajo??

Porque a algunos nos cuesta tanto cambiar de trabajo?

Tengo seis años de antigüedad en la empresa dónde trabajo, fui ascendiendo y tomando mayores responsabilidades con el correr del tiempo, tal vez mi mayor virtud haya sido siempre ponerme la camiseta y defender a quién creyó en mi y me dio la oportunidad de desarrollarme. Claro que como a casi todos nos pasa tenemos momentos de enojo, por algo que sentimos injusto todos explotamos alguna vez, en realidad no explotamos sino que implosionamos, porque estallamos por dentro, no exteriorizamos el malestar, sólo nos encorajinamos por unos instantes y enviamos nuestro currículum a otra empresa, y en el momento en el que vemos que el mail ya salió de la bandeja de enviados sentimos una extraña sensación de alivio, no se si realmente pensamos en que existe una posibilidad por pequeña que sea de que nos llamen a una entrevista, porque ese alivio es una cuestión de inmediatez, con lo cuál creo que es más enojo que otra cosa.

En una de esas veces que honestamente no recuerdo con demasiada claridad completé on line mi currículum en una empresa líder en su segmento, digo que no recuerdo con claridad porque debe haber sido en un momento de bronca y en forma automática me olvidé del asunto. Entonces una mañana igual a todas las demás mañanas recibo un llamado estando en mi oficina, esta empresa líder se comunicó conmigo para ofrecerme una entrevista para un puesto que resultaba sumamente interesante, en principio me dio hasta vergüenza atender este llamado en la oficina, hablé unos breves minutos y accedí a reunirme con las personas de recursos humanos, aunque sea para interiorizarme más en la propuesta, no le di demasiada importancia, simplemente iba a ver de que se trataba y que tenían para ofrecerme. La entrevista fue muy amena y relajada, el puesto era todo un desafío, y el número que me ofrecían era significativamente mayor al que actualmente percibo, no les voy a mentir, me tentó, imaginé rápidamente como esa diferencia afectaría positivamente mi economía familiar, saqué cuentas con una velocidad inusitada para alguien a quién se le dan bastante mal las matemáticas, también en el camino de vuelta a casa pensaba en todo lo que iba a tener que resignar, el cargo implicaba viajar semanalmente por la zona, reportarme quincenalmente a la gerencia en la capital, mis hijos comienzan una nueva etapa la sala de tres del jardín, no se que tanto puedan demandarme, actividades, nuevos amigos, un cambio del que sin dudas quiero ser parte. Pensé entonces que mis seis años en la empresa me dan ciertas licencias, poder estar en este nuevo período de ellos, la facilidad de estar cerca y no viajando, por otro lado no creo en la casualidad sino en la causalidad que es ciertamente distinto, en los últimos días como en la mayoría de las empresas se está organizando la fiesta de fín de año, y me pidieron ayuda para el armado del video institucional, lo que implicaba recolectar fotos de los seis años, el armado de la primera oficina, la gestación del proyecto del que soy parte, la mudanza a otro sitio más amplio porque habíamos crecido y eso implicaba nuevas fuentes de trabajo, fotos de los hijos de todos los empleados nacidos en los últimos años y ahí estaban los míos, me hizo recordar el complicado embarazo de mis mellizos y que siempre la empresa estuvo conmigo, hay un punto de inflexión en dónde la gente con la que trabajas todos los días se vuelve en algún punto una familia, el video tenía también unos breves instantes dónde cada encargado de área explicaba como se había gestado su departamento y me tocó a mí sentarme frente a una cámara para contar mi mayor logro, mi equipo de trabajo, de ser sólo yo a estar a cargo de un grupo de personas, de haberlo consolidado y tener finalmente un nuevo espacio físico exclusivamente para nosotros, haber establecido procesos y hacer mi trabajo más sólido, y no es sólo ponerse la camiseta, es agradecimiento, es amar lo que haces, y laburar con la gente que todos los días está para apoyarte, si a veces hay injusticias como en todos los trabajos, el trabajo perfecto no se si existe. Todos queremos trabajar menos y ganar más…una utopía generalizada en nuestra sociedad, es parte de la idiosincrasia de éste país tan extraño y tan maravilloso en el que vivimos. Toda esta situación hizo replantearme si la diferencia económica era tal como para dejar atrás una parte importante de mi vida, la solidez, la confianza y porque no también los sentimientos y saben que? Decliné la oferta, elegí quedarme con mi gente, con los que me formaron y me hicieron de alguna manera quién soy y honestamente me siento feliz de mi decisión.

Celebro el coraje de todos aquellos que se animan a saltar sin red, pero los sentimientos pesan, además analizando lo económico va ser un año de transición, con lo cuál al menos yo creo que no sería acertado el momento para un cambio tan trascendental. Me quedo con lo sólido, y creo que el cambio de gobierno nos va a encontrar bien posicionados, y con proyecciones de crecimiento.

Elecciones Nacionales … y todo lo que conlleva

Unos días antes de las elecciones generales leí un artículo en dónde se hablaba del voto femenino, como la apariencia física de los candidatos influía en las urnas, al principio me dio gracia, después escozor… y me pareció que de alguna manera se estaba subestimando a la mujer, pero luego analizándolo fríamente entendí que todos los ciudadanos tienen diferentes motivos para elegir su candidato y aunque no comparta el hecho de darle una banca en el parlamento a alguien por su apariencia, entiendo que a nuestra sociedad le falta madurar mucho en cuestiones electorales, será que somos muy jóvenes en esto de la democracia? Será por esto que hay quiénes hacen de su derecho cívico una banalidad? No creen que el voto es algo tan inmensamente importante porque define el futuro de un país? A título personal creo que la sociedad está tan descreída de la política porque a lo largo de los años hemos visto tales aberraciones en nuestros gobernantes, personas que se han enriquecido de forma sideral sólo por ocupar un cargo público, que han aumentado sus propios capitales de manera descomunal y que además tienen el descaro de ostentar sus lujosas mansiones, negocios e inversiones millonarias, flotas de vehículos importados, excéntricos viajes de manera obscena. Pagados todos ellos con dinero público, dinero del estado, de los contribuyentes, miles de millones pagados en sueldos a los amigos del gobierno de turno. Tantos años con este paupérrimo panorama han creado en la sociedad un altísimo nivel de descreimiento, desilusión, egoísmo. Hemos llegado a un punto dónde el ciudadano elige votar a quién de manera facilista le garantice un plan social, el acceso a determinados bienes de consumo en 12 cuotas, algún que otro puestito o algún negocio…importa cada vez menos el bien común, tener políticas que nos sirvan y nos beneficien a todos, nos volvimos cortoplacistas, la inmediatez rige nuestras vidas, dejó de importar el futuro, se resuelve con el voto las vacaciones, el cambio del auto y se ha dejado de pensar en cosas tan importantes e imprescindibles como la educación a futuro de nuestros hijos. Que puedan tener cuándo crezcan acceso a universidades públicas de calidad, garantizarles a nuestros padres que después de toda una vida de esfuerzo y trabajo una jubilación digna…en esta sociedad que somos hoy nos ha convertido la clase política y sus malos ejemplos. Por eso hemos llegado a que las mujeres voten al candidato más “lindo” y con esto no castigo a quién lo hace, sólo digo que el voto debe tener la importancia que se merece, si vamos a darle la oportunidad a alguien que nos represente debemos analizarlo, pensarlo, sea del partido que sea tiene que ser alguien idóneo con la capacidad de cuidar los intereses tuyos y los del resto.

Hay que votar responsablemente y no sólo pensar en uno y su bolsillo, ojalá pudiéramos votar pensando en el futuro del país, pero a ver …ni siquiera hay que pensar en el otro y con esto me contradigo, votemos lo mejor para nuestros hijos, para nuestros adultos mayores, votemos conscientemente por los nuestros, votemos pensando en el futuro, en la educación de tus hijos, en la jubilación de esos que se rompieron el lomo laburando para que a vos te vaya bien.

Démosle al voto la importancia que tiene, va a haber alguien sea A o B que va a conducir el destino de miles de personas, el tuyo, el de tus hijos, tus viejos, el de tus amigos, de los maestros o profesores de tus hijos, de tu almacenero, el de chica que ayuda en tu casa, por eso hay que votar con responsabilidad. Se me vienen a la cabeza tantos héroes nacionales, muchos de los que perdieron su vida por sus convicciones, por darnos un mejor país, insisto si ellos perdieron la vida al menos no regalemos nuestros votos.

No somos los suficientemente evolucionados en la democracia? Casi treinta tres años no nos enseñaron algo? A unos pocos días de definir el futuro de nuestro país nos vemos inmersos en una catarata de propaganda, que nos bombardea tanto en los medios como en todos espacios, amigos, familiares que de un lado o del otro te dicen que debes votar, de los dos sectores se acusan de generar una campaña del miedo, en algún punto todos estamos cansados de esta campaña que se ha vuelto eterna, sin embargo hay quiénes sin tomar partido creen que así uno llega con mayor convicción, o más decididos, porque todos estos meses sirven para conocer mejor a los candidatos y llegar al ballotage con las ideas más resueltas, otros que tienen su candidato desde el primer día que quieren que esto termine ya, a favor o en contra pero que termine, lo cierto es que el 10 de Diciembre es el fin de una era que dará paso a una supuestamente distinta en menor o mayor medida, con cambios más radicales o más sutiles y paulatinos…pero una era al menos distinta.

Mantras sánscritos para tatuajes

Hijo de Vecino

Hace unos meses, un lector del blog dejo un comentario pidiendo que le dijera algunos mantras en sánscrito para tatuarse. Yo le di una respuesta privada y me quedé pensando por unos días en la cuestión, ya que no era la primera vez que un lector hacía referencia a tatuajes y a la iconografía de la India. Ahora, tiempo después, he pensado en publicar un post al respecto, con la típica flexibilidad temática de Hijo de Vecino.

Lo primero que debo decir es una advertencia para quienes busquen mi consejo: Yo no tengo tatuajes.

Por tanto, se podría decir que no tengo palabra autorizada en el tema. A mi favor, quiero argüir que si me hiciera un tatuaje elegiría alguna imagen o frase que estuviera relacionada con la filosofía espiritual y, probablemente, con la India, ya que siento que es un asunto universal que subyace a todos, y estará…

Ver la entrada original 1.967 palabras más

Por que nos tatuamos??

En el cuerpo se expresan las emociones,  por ejemplo cuando una persona siente vergüenza su piel se sonroja, y cuando está nerviosa su piel transpira. Así como la piel nos delata  escenificando lo que sentimos en un lenguaje  no verbal, los tatuajes son marcas, e incluso expresiones artísticas, que intentan poner en evidencia a través del cuerpo, aquello que no puede ser expresado en palabras, o simplemente que las palabras no alcanzan para expresarlo. El tatuaje es entendido como marca o sello que imprime aquello difícil en poner en palabras.

Tatuarse es una forma de tramitar aquello difícil de elaborar psicológicamente? Recordemos que el mecanismo de tatuarse implica agredir la piel, provocar pequeñas lesiones para permitir que penetre la tinta. Esto no es sin dolor físico. Se intenta calmar un dolor psíquico, angustia, a través del dolor físico?

Si bien es cierto que vivimos en la época del zapping cultural, y efímero, que se caracteriza por los sentimientos light y transitorios, los jóvenes como modo de sortear los vaivenes de su época, intentan inmortalizar algo, que perdure para siempre, que sea eterno, y que los caracterice y distinga. En este sentido el tatuaje es como una marca que identifica, perdura y se perpetúa en el tiempo.  El tatuajes es un anclaje a la realidad, es decir, “todo pasa, pero esta marca quedará”.

Lo cierto es que hablan de nosotros mismos, de quiénes somos, o de quiénes fuimos, a veces nuestro primer tatuaje no tiene demasiado sentido cuándo lo vemos luego de algunos años, mi primer tatuaje es el símbolo de una banda que solía seguir en mi adolescencia y si bien sigo escuchando su música, no se si hoy elegiría ese diseño para tatuarme, pero no me arrepiento, porque  en aquel entonces así lo sentí. Mi segundo tatuaje está más relacionado a una cuestión más propia, más particular y si quiere más interna, y sentí el impulso, si bien uno entiende que los artistas del tatuaje tienen sus propias agendas y turnos asignados, uno lo quiere para ayer!!! Hoy necesito que mi cuerpo le grite al mundo lo que me pasa, y ahí fue donde tatué en mi antebrazo derecho “This too shall pass”, necesitaba decirme que iba a poder superarlo, era una promesa de alivio. Nuevamente siento la necesidad de tatuarme, quizás esta vez tenga un crecimiento espiritual luego de largo proceso de búsqueda interna, de encontrarme conmigo misma.

Hay ciertos puntos que debemos tener en cuenta en el momento que hemos tomado la decisión de tatuarnos, que el profesional sea de confianza, que todo aquello que utilice en el proceso sea cuidadosamente esterilizado, elegir la parte del cuerpo correctamente por que si el diseño es grande y la zona es sensible probablemente será más doloroso. Y si te gustan los tatuajes con colores, cosa que a mi particularmente no me gustan, (esto es a título personal), no por ahorrarnos unos mangos dejemos que se utilicen tintas baratas por que el diseño puede ser bellísimo, pero si los colores no son nítidos vas a odiar verlo cada día de tu vida y entonces no habrá valido la pena.

Entonces no hay un motivo, hay cientos de miles, amistad, sentido de pertenencia en un grupo, fanatismos por bandas, equipos de fútbol, religión,etnias, amores, promesas , homenajes a un ser querido que ya no está…pero como ven siempre habrá tantos motivos como gente tatuada.

S.O.S tengo un casamiento que me pongo???

Esta debe ser una de las frases más comunes y escuchadas a lo largo y ancho del globo terráqueo, y la más odiada por los hombres, que siempre responden…” tenes un vestidor lleno de nada que ponerte”

Lo cierto es que es un denominador común en el género femenino, será que lo traemos en el ADN?

Las mujeres crecemos escuchando con atención los cuentos que nos leen en nuestra infancia, todas hablan de historias de princesas, su admirable belleza y sus elegantes vestidos… a ver les propongo una breve reflexión, Cenicienta estaba confinada a lucir harapienta y fregar pisos toda su vida; pero la noche del gran baile su mágica hada la transformó increíblemente con un majestuoso y despampanante vestido, cabello brillante y hasta unos soñados zapatos de cristal. Enamorando así al príncipe que  la buscó por todo el reino hasta hallarla y vivir felices por siempre, o no?  .

En primer lugar quiero desmitificar la idea de que las mujeres nos vestimos para los hombres, totalmente falso, nos vestimos para otras mujeres o para nosotras mismas, o a caso no han prestado atención cuándo estamos en una fiesta, en la calle o en la oficina que nos la pasamos viendo que tiene puesto la de al lado, si su cartera combina con sus zapatos, o si ese lacio perfecto es natural ? .

Consumimos todo tipo de productos que prometan vernos mejor.

Entonces volvamos al tema que hay una ardua tarea por llevar a cabo, conseguir el atuendo perfecto para esa ocasión importante. Recorremos todos los locales que podemos buscando ese algo que nos haga sentir princesa. Revolvemos una y otra vez nuestro vestidor, nos convertimos en doctoradas en ciencias económicas sumando, restando, calculando porcentajes de descuentos, en cuántas cuotas podemos financiar la belleza de esa noche. Hasta que la desesperación se apodera de nosotras y acudimos al celular y en un grito desgarrador en el grupo de amigas de Whatsapp escribimos: Chicas please fashion emergency!!! .

En todos los grupos de amigas está: La Práctica, que siempre da buenos consejos, “Ponete un buen vestido negro y accesorios de color que te levante un poco y ya está”.

La económica, que todo lo resuelve con dos mangos, al mejor estilo Carmen Yazalde en aquel viejo micro que tenía en el programa de Susana Gimenez, “Como vestirse por $50 pesos”.

La que tiene buen gusto innato, ella sabe que vestir en cada ocasión y lucir impecable, ella siempre destila sofisticación y clase vaya dónde vaya.

Y la que nunca nos falta: La compradora compulsiva, que es aún más compulsiva que una misma. Ella pone a tu disposición un gigantesco vestidor con prendas que ni siquiera ha estrenado y de las que cuelgan como trofeos de guerra las etiquetas de las más importantes marcas. Ósea que contamos con todo un ejército dispuesto a ayudar a cumplir este cometido que parece imposible.

La forma en que nos vestimos habla de nosotras, transmite información, de ahí la importancia de ir vestidas de la manera adecuada, refleja parte de nuestra personalidad, el buen gusto, la provocación, la elegancia si sos más bien clásica o seguís la tendencia siendo una fashion victim.

Por supuesto que nadie mejor que una misma para saber que nos queda bien y que nos hace sentir más cómodas, lo cómodo brinda seguridad y confianza. Todo tiene que ver con la actitud, hasta el vestido del diseñador más costoso no luce igual si no tenemos la actitud para llevarlo puesto.

Ponete frente al espejo y mirate, dedicale unos segundos a la persona que te devuelve la mirada. Aprecia cada parte de vos misma y date cuenta que cada detalle te define, y es tan impagable como maravilloso.

Por que llegamos tan cansados al principio del año??

Por que a todos o al menos a la mayoría de los mortales que tenemos un trabajo, hijos, una casa y responsabilidades nos es tan particular esta época del año a todos nos cuesta un doble esfuerzo, tenemos 365 días o aún más sobre los hombros, es una suerte de mochila de mil kilos que va con nosotros a dónde vayamos.

Parece mentira que el año recién haya recién comenzado y sintamos que no podemos más, si el año recién arranca.

Arranca para aquellos que salen de vacaciones en la primera quincena de Enero, después estamos los que salimos en Febrero al 50 por ciento más barato y los que salen en Marzo con los grupos de jubilados…

Igual volvamos al punto…por que  llegamos tan cansados? sin poder evitar bostezar durante el día, sintiendo  que el cuerpo no va a cumplir con todos los compromisos  y responsabilidades diarias, le pasa al 61%  de la población, insisto siempre fui mala en matemáticas, pero serían 5 de cada 10 personas.

Esto  puede relacionarse con la cantidad de obligaciones laborales, balances, presentaciones, cierres de presupuestos. Actos de fin año de los hijos, reuniones con amigos, familiares, compañeros de trabajo para despedir el año.

El tiempo parece ser en estos días el boleto dorado que todos anhelamos. No hay tiempo para sentarse y comer con los hijos, el desayuno salvo que esté previamente agendado y sea de negocios ha quedado demodé, los trastornos del sueño por el estrés y el ritmo de vida urbano han ido reduciendo significativamente el rendimiento físico y mental.

El cansancio, la  sensación de falta de energía y sueño durante el día surge ni más ni menos que del tipo de vida que estamos llevando. Tengamos en cuenta que todos sabemos que cumplir con las exigencias de una vida saludable implica esfuerzos, tiempo y adoptar una actitud activa. Y si! hay que comer sano, descansar  lo suficiente, hacer actividad física, realmente no se cuántos lo logran y ante ellos me quito el sombrero y aplaudo de pie, CHAPEAUX!!!! Juro que yo trato, o mejor dicho traté, pero mis opciones eran cruentas: Levantarme tan temprano corriendo el riesgo de cruzarme alguna mañana al gallo con su pijamas puesto o bien ir después de la oficina cargando todo el día encima, quería llegar a casa bajarme de los tacos y tirarme al piso a jugar con mis hijos a quiénes no veía de la noche anterior, amigos imaginen quién ganó la pulseada? Por supuesto, mis hijos y la fiaca por varios cuerpos de ventaja!

Yo se mis queridas que todo esto se refleja en el humor o mejor dicho en el mal humor, pero dónde más refleja es en nuestros rostros , ya dijimos que el tiempo cotiza en bolsa así que no siempre se puede ir a la esteticista, entonces aprendamos a maquillarnos para lucir como Dorian Gray ,no como su retrato. Una buena solución es colocarse unas rodajas de pepino en los párpados algunos minutos, tienen una maravillosa función descongestiva, luego lavarse la cara con agua bien fría que además nos va a ayudar a despertar. Usemos una buena crema humectante, mejor si es liviana porque será ideal para esta época. No olvidemos la gran vedette, un buen maquillaje para lucir frescas, máscara correctora de ojeras, hay cientos en mercado, sólo hay que conseguir una que sea de un tono parecido al tono de nuestra piel, un poco de tu habitual base pero siempre que ésta sea en polvo, así absorbe la transpiración, evitamos los tan odiosos brillos en la zona T y puedas verte radiante y descansada, como siempre chicas muerta antes que sencilla!!!